Blogia
Alamut

Los bebés que nacen a finales de verano y principio de otoño son más altos

"Los bebés que nacen a finales de verano o principios de otoño son más altos y tienen los huesos más grandes, según un estudio publicado por la Universidad de Bristol, que lo atribuye a los niveles de vitamina D que el sol les proporcionó a través de sus madres al final de la gestación.
El estudio se basó en un seguimiento de 7.000 niños nacidos entre 1991 y 1992, y tuvo en cuenta los datos meteorológicos de esos años para determinar el grado de exposición al sol que las madres pudieron recibir en el último trimestre del embarazo (...)"
Ver aquí.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres