Blogia
Alamut

The Mars Volta. Dos en la carretera, con una oui-ja

En 2005, el músico Omar Rodríguez-López, piedra angular y cerebro creativo del grupo The Mars Volta, se encontraba de vacaciones en Jerusalén; el cumpleaños de su amigo y compañero musical, Cedric Bixler-Zavala, estaba cerca; Omar decidió darle como regalo una tabla Ouija que encontró en una tienda de antiguedades. En ese entonces Omar y Cedric, junto con los demás integrantes del grupo estaban preparando su nuevo disco, el futuro The Bedlam in Goliath; el misterioso y aparente inofensivo obsequio trasformó, de forma imperceptible, el surco musical que The Mars Volta había trazado ...

"(...)Charlar con la tabla se convirtió para ellos en una adicción similar a la droga y decidieron bautizarla como The Soothsayer, algo así como "la que habla y calma". La oui-ja se autodescribió como un ser compuesto por una legión de tres espíritus llamada Goliath. La tabla empezó a revelarles historias, nombres, lugares e incluso a hacerles peticiones, llegándoles a decir que se oponía totalmente a la realización del disco y a que las frases de sus revelaciones aparecieran reflejadas en él. Es por esta particular historia que Omar y Cedric se han referido al CD como "el disco que no quería nacer". Algo que nos lleva ni más ni menos a que estamos ante el relato de una oujia contado en primera persona, siendo The Mars Volta los mediadores musicales de este demonio autobautizado Goliath (...)"
Ver aquí.

Según cuentan los músicos, finalizando la gira de Amputechture, el anterior disco, fueron atormentados por el espíritu de la tabla Oui-ja. El estudio se les inundó dos veces, se les arruinó todo el equipo, los tracks desaparecieron y el ingeniero que los ha acompañado a lo largo de toda su carrera tuvo que abandonar el proyecto debido a problemas mentales.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres